Diseño de casas modernas por arquitectos e interioristas

El diseño de casas modernas ya no es solo cuestión de estética. Todos tenemos en mente esos proyectos espectaculares de volúmenes compactos y con grandes cristaleras que inundan los interiores de luz. Pero sin un planteamiento que prime el confort, la eficiencia energética y la habitabilidad, cualquier diseño se puede convertir en un “envoltorio” vacío de interés. ¿Estás pensando en construir tu propia vivienda unifamiliar, y te gustaría que su diseño fuese tan moderno como habitable? Entonces, no te pierdas este artículo donde te contamos qué no le debe faltar a un proyecto de estas características.

Diseño de casas modernas: ¿Cómo ha cambiado la arquitectura actual?

Cuando hablamos de “diseño de casas modernas“, nos referimos a esas viviendas que no se ajustan a los parámetros de la arquitectura tradicional. Actualmente la tendencia permite escoger entre proyectos plenamente contemporáneos, casas de estilo clásico y viviendas que mezclan elementos de ambas escuelas. Pero sí es cierto que en las casas del siglo XXI, hay una serie de características arquitectónicas que las definen (y que podríamos calificar como “modernas”) serían las siguientes:

Ventanas amplias y espacios luminosos

Las casas de hace décadas no contaban con el nivel de aislamiento de las actuales. Y los sistemas de calefacción, cuando los había, resultaban menos eficaces y más caros que los que tenemos hoy. Estos factores obligaban a construir casas con muros gruesos y ventanas pequeñas, con el objetivo de preservar el calor en invierno y evitar su entrada en verano. Las viviendas actuales, por el contrario, se abren al exterior para aprovechar al máximo las vistas y la luz natural. Gracias a los acristalamientos dobles, a los perfiles aislantes y una instalación correcta, es posible abrir enormes huecos de luz sin perder calor o confort.

Interiores abiertos y fluidos

Como es lógico, el diseño de casas modernas está fuertemente influido por los cambios en la sociedad. En nuestro país, las familias de la primera mitad del siglo XX eran bastante más numerosas que en la actualidad. Las parejas tenían más hijos, y lo más habitual es que los abuelos viviesen con la familia de alguno de sus hijos o hijas. Hoy las cosas son muy diferentes: en las viviendas hay menos habitantes, lo que permite cambiar su distribución. De las antiguas casas, con pasillos que conectaban numerosas (y diminutas) habitaciones, pasamos a proyectos con salones con cocinas integradas, habitaciones diáfanas y ausencia de pasillos o distribuidores. Las casas ganan en luz, claridad, comodidad y comunicación.

Eficiencia energética

Las viviendas de hoy deben ser eficientes. Y no solo porque sea lo mejor para sus habitantes y para el medioambiente, sino porque la legislación obliga a que sea así. Una construcción eficiente reduce el consumo energético, bajando las facturas de la luz y/o el gas y las emisiones de CO2 al ambiente. Por lo tanto, todo son ventajas. Para que una casa sea eficiente debe tener una estructura bien aislada (envolvente de fachada, paredes exteriores, tabiques, suelos y techos) y unos cerramientos de calidad: ventanas con doble o triple acristalamiento, perfiles de aluminio con RPT… También es fundamental que cuente con sistemas de calefacción y climatización que reduzcan el consumo y las emisiones, y con elementos de ahorro (como los dispositivos LED o los sistemas que reducen el consumo de agua).

Qué es la funcionalidad en el diseño de casas modernas

Cuando hablamos de “funcionalidad”, en realidad nos referimos a que nuestra casa sea cómoda, acogedora, confortable y práctica. ¡Casi nada! Un buen proyecto de arquitectura puede hacer auténticas maravillas, incluso en viviendas no muy grandes. Es posible dirigir la luz natural para llenar de claridad los espacios, crear ambientes donde la familia y los amigos interactúen de forma fluida. También se pueden crear zonas adaptadas a las nuevas necesidades: espacios para trabajar o estudiar desde casa, áreas de juego o de lectura, o balcones y terrazas abiertos que se pueden cerrar después para utilizarlos en épocas más frías.

Para lograr espacios funcionales, una de las soluciones más interesantes dentro del diseño de casas modernas son los “tabiques correderos”. Son paneles móviles que se deslizan por guías o carriles, de manera que podemos abrirlos para crear grandes espacios o cerrarlos para independizar las habitaciones. Son perfectos, por ejemplo, si no queremos que nuestra cocina esté abierta al salón mientras cocinamos, o para comunicar las habitaciones de los niños. Las opciones son muchas: es posible colocar puertas correderas empotradas, que “desaparecen” cuando se abren, o instalar grandes puertas de cristal con perfiles lacados en negro (son tendencia) para crear un estilo único y especial.

La clave: trabajar con un despacho de arquitectos especializados en diseño de casas modernas

Como verás, las soluciones para contar con una vivienda unifamiliar única, funcional y de estilo contemporáneo son muchas. Pero es fundamental que el proyecto (y si es posible, su ejecución) lo dirija un despacho de arquitectos con garantías. ¿Cómo saber si has elegido la mejor opción? Es importante que el estudio esté especializado en diseño de casas modernas, funcionales y eficientes, y aún más: que cuente con proyectos terminados que puedas consultar.

En Arquitectos Kubo ponemos nuestra experiencia, formación y saber hacer a tu servicio. Somos especialistas en construcción de viviendas unifamiliares contemporáneas, con las mejores soluciones en eficiencia energética y los proyectos de interiorismo más actuales. No dudes en contactarnos y proponernos tu proyecto: trabajaremos contigo para que consigas la casa de tus sueños en un plazo razonable y sin quebraderos de cabeza. ¡Descúbrelo!

    Escribir un comentario